jueves, 5 de marzo de 2015

22 comentarios:

  1. Poderoso micro Paola, fantástico y con un gran mensaje para toda la humanidad, ojalá la figura gigante vestida de blanco estuviera en lo cierto, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta por su final feliz: ¡aún hay esperanza!... Gracias por compartirlo, un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que hay esperanza, Sonia, he leído por ahí un relato en el que te chupan la sangre si no la tienes!

      Eliminar
  3. Precioso y aleccionador relato, Paola. Como no nos andemos con cuidado, un día vamos a recibir nuestro castigo y tal vez no haya nadie para protegernos...

    Me encanto!! :)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia, ese dedo nos tiene que hacer pensar...

      Eliminar
  4. Fantástico Paola, ojalá hayan aprendido. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que no volvamos a ver la ola...todo va bien. Gracias por leer

      Eliminar
  5. El moderador, la esencia de la vida, la madre naturaleza, dios, el karma,....me encanta Paola. Es universal. Es la conciencia para no llegar a extremos, el justo medio, la virtud. Fantástico! Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, me gusta más tu opinión que mi relato.
      Saludos

      Eliminar
  6. Paola increíble!! Me ha gustado mucho. Deseando leer más cosas tuyas. ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Agustín, me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  7. ¡Que historia! La disfruté bastante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Felipe.
      Yo también disfruto mucho en estos concursos, te animan a seguir escribiendo y mejorando día a día.

      Eliminar
  8. Vaya, cualquiera no hace caso a ese dedo acusador. Chicos a cuidar el planeta. Maravilloso micro. Un besillo.

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes, para ti también iba el dedo. El que esté limpio de pecado que tire la primera piedra.

    Gracias por comentar. Saludos

    ResponderEliminar
  10. Espléndido micro! Realmente debiéramos entender, antes de llegar a eso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Impactante micro, Paola. Muy bueno y con un gran mensaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Paola!
    Llámame rara si quieres... Pero habría dado algún que otro Libro (Que son unos de mis tesoros más preciados *-*) por semejante batalla épica... Gigantes de Agua, Dioses Olímpicos... ¡Buah! ¡Habría sido bestial! De hecho, me habría quedado con los ojos abiertos como platos y mi lado más friki tratando de dirigir la confrontación... Pero... Una vez que mi lado más épico se relaja... Debo decir que el final me parece muy hermoso... La Dama... ¿Sería la mismísima Gea?
    ¡Besis! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campanilla a mi también me hubiera gustado estar ahí, sobre todo para creerme que haya podido existir.No voy a revelarte quien es la enigmática Dama, eso sí, te recomiendo que leas el segundo relato.
      Gracias por pasarte. Saludos

      Eliminar