miércoles, 6 de mayo de 2015

14 comentarios:

  1. Ohhhh! Paola, me gustó mucho. Los Dioses no estaban de acuerdo con esos bestias!!! Molan los piratas..."ay! con la botella de ron, la de un pirata es la vida mejor" Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí me he colado, Ana!! Los piratas berberiscos no bebían ron, sino agua de miel

      Eliminar
  2. Genial relato, me encantó el final, dandole la vuelta a la tortilla. Fuertes los habitantes de La Perla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Poderoso relato en forma y contenido, un extraordinario cántico a la soberbia del hombre en un contexto del medievo genial. Esa perla, símbolo de deseo de fortuna y gloria que trae muerte y desolación y esa justicia divina que alza la mano para poner fin al desastre. Magnífico.
    Saludos, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Edgar, de vez en cuando una de piratas viene bien!

      Eliminar
  4. Un relato estupendo, paola!! Bien narrado, con un ritmo que cautiva y una historia cuyo final sorprende. Creo que la originalidad es patente en el texto, me ha encantado!!

    Un abrazo y mucha suerte en el concurso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia, me alaga que te parezca original

      Eliminar
  5. Muy buen relato Paola.
    Me ha gustado mucho sobre todo el final.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita, ¡qué placer verte por aquí!
      Espero que suenen los tambores y nos volvamos a encontrar.

      Eliminar
  6. Muy bueno, Paola. Un giro final sorprendente.
    Me gustó mucho la narración tan fluida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Federico.
      Los Dioses continún sorprendiéndonos, lo mío fue un chivatazo

      Eliminar
  7. Un relato fantástico. Te felicito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Skuld, me he divertido escribiendolo.

      Eliminar